Saltar al contenido

Cerrar Cerrar Botón

Los chiringuitos de San Mateo van indefectiblemente unidos a estas fiestas. Pero no siempre fue así. Antes de la década de los 80, los festejos mateínos eran, a grandes rasgos, los bailes de la Herradura, la ópera, el Día de América en Asturias o el “bollo”.

Antonio Masip fue el primer alcalde que introdujo los chiringuitos en la ciudad con la idea de dinamizar el casco antiguo. Dicen que el proyecto se importó de Bilbao y contó con el beneplácito de la SOF, ya que fueron varios de sus asesores y socios los verdaderos artífices de este cambio de modelo festivo.

Hoy los chiringuitos suman 35 años. Se ubican en distintos emplazamientos estableciendo así diferentes escenarios festivos. Porlier, Riego o La Corrada acogen actualmente los chiringuitos mientras que en el Paseo del Bombé se ubican las casetas, una oferta variada para todos los públicos. Porque de eso se trata. Eso es San Mateo.

Los chiringuitos 35 años